Data del Vino

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Boom de las cervezas especiales: la producción se triplicó en cinco años

Correo electrónico Imprimir PDF




Conocido como principal productor de vinos finos de Brasil, Rio Grande do Sul asiste ahora a una rápida expansión de las cervezas especiales.

A pesar de los precios más altos, que pueden alcanzar hasta R$ 20 por una botella de 600 mililitros en los supermercados, el producto atrajo el gusto de los consumidores, y el volumen fabricado y el número de micro cervecerías ‘gaúchas’ en operación al menos se triplicaron en los últimos cinco años, aunque los empresarios todavía consideran “nebuloso” el futuro del segmento.

Con producciones de entre 5.000 y 10.000 litros por mes en la mayor parte de los casos, las empresas tienen dificultades para crecer con una carga tributaria federal y estadual que llega a 60% de la facturación bruta, dijo el director ejecutivo de la Asociación Gaúcha de Pequeñas y Micro-cervecerías (AGPM), Jorge Gitzler.

El porcentaje es el mismo que incide sobre las grandes industrias, pero las pequeñas no tienen escala para diluir el costo ni el acceso a programas de incentivo fiscal, afirmó. Según el ejecutivo, las microcervecerías también acarrean con gastos de distribución y adquisición de materias primas e insumos proporcionalmente más altos debido a la escala menor.

En ese escenario comienzan a aparecer experiencias de compras conjuntas y el “alquiler” de capacidad instalada de fábricas en operación se convierte en una alternativa para quien entra en el mercado. Pero el sector todavía está en formación y poco maduro para asociaciones más estructuradas o incluso fusiones, entienden algunos cerveceros como Herbert Schumacher, dueño de la cervecería Abadessa.

El boom de microcervecerías responde a la necesidad del consumidor que no quiere quedar atrapado a las grandes industrias”, dijo el empresario.
Con un portfolio variado y de buena calidad, con cervezas que incluyen desde las pilsen y weizen (de trigo), más ligeras, hasta los tipos ale, dunkel y porter, con más cuerpo, las 35 microcervecerías afiliadas a AGPM producen en promedio 300.000 litros por mes.
“
Hace cinco años eran diez empresas y la producción era de entre 50.000 y 100.000 litros por mes”, recordó Glitzer. Pero la oferta podría aumentar porque en este período “seis a ocho” empresas salieron al mercado, según el ejecutivo.
Micael Eckert, de 38 años y arquitecto, veía de niño a su abuelo hacer cerveza en su casa de Estrela, una ciudad de colonización alemana. A finales de los años 90, comenzó a producir la bebida y en 2004 lanzó en Porto Alegre la marca Coruja, actualmente una de las más consolidadas en el segmento en Rio Grande do Sul.

En la época alquilaba en una pequeña cervecería en el municipio de Teutônia y producía entre 200 y 300 litros por mes. Hoy, el volumen llega a 15.000 litros por mes. “Espero que la cerveza especial tenga el mismo reconocimiento del vino como producto de calidad”, dijo Eckert, que tuvo que juntarse a otras tres empresas para cerrar el pedido de un lote mínimo de 1 millón de unidades exigido por un fabricante de tapitas.

Fuente: El Cronista