Data del Vino

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Chandon cumplió 50 años en Argentina

Correo electrónico Imprimir PDF

El 8 de noviembre, Chandon realizó un evento para la prensa local para celebrar su presencia en Argentina. Allí se destacó el espíritu pionero y el liderazgo de la marca, respetando siempre su herencia francesa y la constante búsqueda de calidad.

Chandon -la marca de Moët Hennessy Argentina, parte de Moët Hennessy, del Grupo LVMH (Moët Hennessy-Louis Vuitton), líder mundial de marcas de lujo- cumplió 50 años en el mercado local y lo celebró junto a la prensa local en la Bodega ubicada en Agrelo.

Hervé Birnie-Scott, director de bodega Chandon, fue el encargado de dar las palabras de bienvenida haciendo alusión a los orígenes de Chandon en Argentina: "Todo comenzó en 1958. Después de varios años de profunda investigación en diversos países de Sudamérica, Renaud Poirier, enólogo prestigioso y muy respetado de la región de Champagne, llegó a Argentina y se enamoró de Mendoza, por su naturaleza y su enorme potencial cualitativo. Descubrió un terruño de características excepcionales ubicado al pie de la cordillera de los Andes y fue allí donde, el 9 de septiembre de 1960, Moët & Chandon, con espíritu pionero, decidió fundar su primera filial fuera de Francia. Ese año se lanzó Chandon, la marca líder de espumantes durante estos 50 años en Argentina."

Luego, el director de la bodega destacó el conocimiento adquirido en los 267 años de historia elaborando reconocidos champagnes en Francia (Moët & Chandon y Dom Perignon, 1743). Esta experiencia se empleó para plantar y desarrollar viñedos para espumantes de altísima calidad en América Latina.

En todo este tiempo, el estilo Chandon en Argentina estuvo custodiado por tres Chef de Cave: Renaud Poirier, Paul Caraguel y Onofre Arcos, quienes lideraron la búsqueda de la excelencia en cada una de las cuvées que fueron creando.

"La excelencia es el espíritu de Chandon, es quien la eleva y distingue de todo lo conocido, es justamente quien nos señala el rumbo. Nuestra firme convicción es la búsqueda obsesiva de la calidad, de la perfección milimétrica en cada detalle, del cuidado profundo de nuestras raíces, desafiando siempre las fronteras cualitativas como meta invariable de nuestra historia. A lo largo de los años, tuvimos la capacidad de estar a la vanguardia e innovar permanentemente para sorprender al consumidor con nuevas propuestas, manteniendo la excelencia, la máxima calidad y el cuidado de los detalles", comentó Ramiro Otaño, actual director general de Moët Hennessy Argentina.

Viñedos de calidad

Así como Moët & Chandon fue pionero al instalarse en Argentina, Chandon mantuvo ese espíritu y fue escalando la Cordillera en búsqueda de nuevos y frescos horizontes, que le permitiean contar con excelentes condiciones de cultivo. Los primeros viñedos se establecieron en 1959 en la zona más alejada y fría  de Agrelo, a 980 metros de altura. En 1990 salió a la conquista de las laderas precordilleranas de Tupungato en el Valle de Uco, con su viñedo en Caicayén, alcanzando más de 1.250 metros de altura. Hoy, a 50 años del lanzamiento de la marca, Chandon superó nuevos límites con su viñedo Cepas del Plata, el viñedo para base de espumantes más alto de Latinoamérica, ubicado en El Peral, Tupungato, a más de 1550 metros de altura.

En 1959, Chandon comenzó a desarrollar viñedos de Chardonnay y Pinot Noir de alta calidad. 50 años después, 1 de cada 2 kg. de Pinot Noir y 1 de cada 3 kg. de Chardonnay que se cultivan en Mendoza, son exclusivos de Chandon y su destino es la elaboración de sus reconocidas burbujas.

Hoy Chandon cuenta con más de 500 hectáreas propias para espumantes y otro tanto proveniente de proveedores tradicionales ubicados en los mejores terruños de la zona alta de Mendoza.

Fuente: areadelvino.com