Data del Vino

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Trapiche proyecta la primera bodega para “vinos de parcela” en Valle de Uco

Correo electrónico Imprimir PDF

Trapiche avanza con su proyecto de construir una bodega en la zona de Gualtallary que trabaje con vinos de parcelas. Sería el primer establecimiento en su tipo en Argentina, y uno de los pocos a nivel internacional.

Según adelantó el enólogo Daniel Pi, la idea es buscar la diferenciación trabajando en un viñedo de parcelas.

Se trata -dijo- de un proyecto en Gualtallary con una bodega que va a estar diseñada para hacer exclusivamente vinos de parcela y las parcelas estarán diseñadas en función del suelo. Va a ser un proyecto único. La creatividad no es algo de todos los días y este es un proyecto de largo plazo.

“Hoy se habla de micrositios o microterroir. Los suelos de Mendoza son todos de origen aluvional y eso genera suelos heterogéneos. Lo que hicimos fue parcelar las fincas en función de lo que hay en la tierra y plantamos en formas diferentes. Antes se dividía en cuarteles cuadrados, hoy vemos que dentro de esos cuarteles los suelos son distintos, por eso cada parcela es diferente, desde el riego, la cantidad de plantas o el diseño del área. Cada una va a ser un vino que va a representar un suelo definido”, destacó Pi.

En esta apuesta habrá parcelas que darán 1000 kilos de uvas, que son unos 600 litros de vino o 900 botellas, y otras que pueden dar hasta 10.000 botellas.

El objetivo del proyecto es producir vinos de pequeño volumen destinados a coleccionistas o a gente que anda buscando cosas nuevas, apasionados del vino. “El consumidor ha ido cambiando y nos encontramos con consumidores que pueden apreciar estas pequeñas partidas”, señaló.

El diseño de Bemberg Estate –tal como se bautizará a la futura bodega en alusión a la familia Bemberg, dueños de Trapiche– está a cargo del reconocido estudio de arquitectura Bórmida&Yanzón con el concepto de bodega boutique de mediana capacidad.

Por sus características está destinado a ser un emprendimento más exclusivo que lo que hoy representa Peñaflor y particularmente Trapiche.

FUENTE: ECOCUYO